MAQUILLAJE

GROTESCO

 

La mosca

En La mosca (1986) de David Cronenberg, el grotesco maquillaje de Jeff Goldblum y la iluminación utilizados en su transformación es tal que le hacen casi irreconocible. Compuestos de goma, silicona o plastilina crean protuberancias, excrecencias, bultos y diversos órganos, especialmente en cierto género de películas, que al igual que el vestuario, caracterizan personajes y que como un elemento más de la puesta en escena contribuye al desarrollo de la historia.