CÁMARA EN MOVIMIENTO - composición

expresiva

 

Ciudadano Kane (1941)

Pasan muchas cosas en esta escena de Ciudadano Kane (1941) de Orson Welles y también en el largo plano que se extracta de ella. Leyland es quien cuenta en flashback (aunque no estuvo presente) lo que pasó en casa de Susan tras el discurso de cierre de campaña electoral entre Kane y Gettys. Según Leyland, Gettys trató de chantajear a Kane y le amenazó con hacer público su adulterio con Susan si no se retiraba. En esta confrontación está también presente Emily, la mujer de Kane.

     El plano extractado comienza con Kane, situado entre su mujer y  su amante y con el chantajista de Gettys fuera de cuadro, esperando su momento en una parte oscura de la habitación. Al final del plano, tras la confrontación, Kane acaba difuminado en segundo término frente a su mujer, su amante y el contrincante chantajista. A juzgar por esta composición, en la que hay que incluir la cámara, ésta enfoca inamovible a Kane en el centro al fondo, incluso cuando Gettys o Susan se acercan hacia el primer plano. Kane queda física y emocionalmente solo y petrificado; a pesar del consejo práctico de su mujer y las reivindicaciones de su amante, toda su prepotente ambición parece haber quedado irreparablemente ‘tocada’.

     Tal y como se agrupa a los personajes y el posicionamiento expresivo de cada uno con respecto a los otros, el impacto dramático nos lleva a preguntarnos hacia quién se inclina la balanza del poder. La expresiva composición nos da la clave.