CÁMARA EN MOVIMIENTO - ANGULACIÓN VISUAL

CONTRAPICADA

 

Nosferatu

En Nosferatu (1922) de F.W. Murnau, el contrapicado del Conde Orlok entre las velas refuerza su dominio y vampírica amenaza.


Ciudadano Kane

En Ciudadano Kane (1941) de Orson Welles, tenemos este ángulo extremadamente contrapicado que refleja todo lo opuesto al ensalzamiento convencional de esta técnica. Kane acaba de ser derrotado de forma aplastante por Gettys, su adversario político. La combinación de este ángulo con una lente de gran angular y una ligera inclinación de la cámara en un decorado con los techos aplastantes da cuenta no sólo de la pérdida más absoluta de su pretendida grandiosidad sino que expresa igualmente su estado de demencia y desequilibrio moral.